Biografia

HERNÁN RAMÍREZ RUEDA FUTURO CONSTITUYENTE DISPUESTO A PONER SU EXPERIENCIA AL SERVICIO DE UNA CONSTITUCIÓN DEFENSORA DEL MEDIO AMBIENTE

Hernán Ramírez Rueda, ha orientado sus estudios y su trabajo profesional al servicio del Medio Ambiente, especialmente en la zona de Quintero y Puchuncaví.

Ingeniero ejecución en Pesca, se ha especializando con estudios de postítulo y posgrado en materias públicas y ambientales, donde destacan una licenciatura en Tecnología de la Información en la Universidad de Playa Ancha, un diplomado en Política y Derecho Ambiental en el Instituto de Derecho Ambiental y Políticas de la Universidad Marítima con la tesina: “Daños Ambientales y Sociales de la Instalación Complejo Industrial de la Bahía de Quintero”, un Magister© en Gestión Ambiental en la Universidad Valparaíso, cuya  tesis no ha  finalizado, cursando en la actualidad en la Universidad de Santiago de Chile  un Diplomado en Gestión de la Calidad del Aire y Control de la Contaminación Aérea.

Su experiencia laboral se inicia en 1989-1991 como asistente en el centro de cultivo de salmones en los lagos Llanquihue y Rupanco, para continuar como encargado de la División de “Capacitación y Desarrollo” de la Corporación Zipter en Viña del Mar. Luego combina la docencia en el Instituto Zipter dictando cursos como Pesca IV, Cultivos II, Taller Central, Proyectos y Manejo de Recursos Acuícola, para Técnico en Pesca y Técnico en Acuicultura, y el trabajo con los pescadores artesanales promoviendo los cultivos marinos y la transferencia tecnológica en las áreas de manejo, y asistencia crediticia para ellos en las comunas de Quintero y Puchuncaví desde la Fundación OCAC. 

Es asesor pesquero de la Asociación Gremial de Pescadores Artesanales “Caletas Unidas Zona Norte, Comunas de Quintero y Puchuncaví” y encargado de la oficina y jefe de proyectos para microempresarios y pescadores artesanales de Quintero y Puchuncaví en Fundación OCAC. Deja un tiempo estas comunas y se encarga de estudios de Áreas de Manejo de Recursos Bentónicos, AMERBs, y Pescas de Investigación en Sociedad Cooperación y Desarrollo Ltda., en Puerto Montt. Vuelve a la zona para encargarse de la Oficina de Medio Ambiente de la Municipalidad de Puchuncaví. Luego asesora en pesca y en medio ambiente a la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile, CONAPACH.

Desde el 2017 es se desempeña como investigador asociado de Fundación TERRAM, en temas de Descarbonilación y Pesca artesanal.

Son múltiples los seminarios realizados, tales como: “Derechos Humanos y Zonas de Sacrificio”, organizado por INDH el 2018, “Taller de Herramientas para Comprender y Gestionar el Conflicto Social y Ambiental en Entornos Complejos” en la Universidad Alberto Hurtado el 2018, “Derecho Ambiental en el Ámbito Municipal de la “Fiscalía del Medio Ambiente” (FIMA), el 2017, Seminario Derechos Humanos Sociedad Civil Unión Europea – Chile: RSE, Energía, Derechos Humanos y Dialogo Social. Santiago el 2011 a cargo de la Delegación Unión Europea.

Cabe destacar que Hernán Ramírez se presenta a constituyente por el Distrito N° 6, el que tiene entre sus comunas a Quintero y Puchuncaví, territorio que a partir de la década del cincuenta, fue sometida a la contaminación de las empresas,  con la instalación inicialmente del muelle de Enap y luego la Fundición y Refinería Las Ventanas de ENAMI, situación que se fue agravando a medida que aumentaba la instalación de nuevas empresas en el borde costero de la bahía de Quintero, que comparten .

Hernán Ramírez, junto a otros ambientalistas venían desde mucho antes denunciando esta situación, tratando que las autoridades reconocieran el daño, entregando antecedentes sobre la situación de contaminación de moluscos por metales pesados en la bahía de Quintero que eran cultivados por Pescadores del Sindicato de Ventanas, así como los ubicados en las áreas de manejo de los distintos sindicatos de las comunas de Quintero y Puchuncaví.

Lo que llevó que en el año 1998 la autoridad sanitaria empezara a realizar muestreos de metales pesados en las ostras japonesas cultivadas por pescadores de Caleta Ventanas, detectando altísimas concentraciones de cobre por lo que se prohibió su comercialización. Debido a estos resultados la autoridad sanitaria realizó muestreos de locos y lapas en las áreas de manejo y borde costero de la bahía de Quintero detectando presencia de metales pesados superiores a la norma.

En aquella época, Hernán Ramírez se desempeñaba como asesor de la Asociación Gremial Caletas Unidas y Sindicato de Ventanas, y con sus dirigentes y la autoridad sanitaria, participó en reuniones con el fin de coordinar los muestreos de moluscos para detectar concentraciones de metales pesados. A petición de los pescadores se acordó que a cambio del apoyo que darían ellos para la toma de muestras, la autoridad sanitaria entregaría copias de los resultados de los análisis de laboratorio a las organizaciones.

Con resultados en mano se realizaron reuniones con el gobernador y otras autoridades a fin  exigir respuestas y soluciones, se solicitó a la autoridad sanitaria  que determinara responsables por las altas concentraciones de metales pesados en las otras de cultivo, respondiendo que no era su rol, como si lo era el prohibir la venta de ostras, pero tuvieron  que reconocer ante la opinión pública la contaminación de la Bahía de Quintero. Fueron pasos muy importantes, los que se lograron con el trabajo en equipo en la que Hernán Ramírez tuvo un rol gravitante. 

Ha sido un periodo muy doloroso que le ha tocado vivir a la población de estas comunas, y a su entorno natural, y las respuestas siguen siendo insuficientes, por eso es  importante elegir como constituyentes a personas que saben y conocen los graves problemas vividos y que la actual Constitución no contempló, aunque asegure a todas las personas  el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación y que es deber del Estado velar para que este derecho no sea afectado y tutelar la preservación de la naturaleza.

Hernán Ramírez, será un constituyente que trabajará por una Constitución que de verdad establezca que, en Chile, se protege efectivamente el medio ambiente y el derecho de las personas a vivir en un ambiente sano.

 

Mi Compromiso con los Problemas Ambientales de las Zonas en Sacrificio

 Me permito hacer un recuento cronológico acerca de las circunstancias en que me fui interesando en los problemas ambientales de la Bahía de Quintero y del país y por los cuales tomé un rol activo en su problemática, en su denuncia y en la búsqueda de los azarosos caminos para alcanzar una solución, caminos en los que sigo trabajando.

Etapa 1. 1997-2010.

En el año 1997 llegué a trabajar a Fundación OCAC, oficina Ventanas, en proyectos con pescadores artesanales tanto de la comuna de Quintero como Puchuncaví con el fin de   asesorarlos en los cultivos de moluscos en caleta Ventanas. Cultivos que sufren la prohibición para extraerlos y venderlos por parte de la autoridad sanitaria el año 2000 al detectar la  alta presencia de metales pesados en ostras. Pero no solo hubo altas concentraciones de metales pesados en ese cultivo, también se detectó en moluscos de las áreas de manejo de Loncura y de Punta Ventanilla, por lo que ambas fueron eliminadas por la autoridad. Esas y otras experiencias me ayudaron a entender que  la contaminación ambiental no solo era un problema que afectaba la situación de los recursos marinos, sino también a todo el ecosistema, incluyendo la salud de los habitantes del territorio. 

Durante el año 2001 convencido que la situación Ambiental de Quintero – Puchuncaví no cambiaría si no existía por parte de la sociedad civil una postura crítica y activa al respecto, junto a Cruz Carvajal y otros amigos como Eugenio Silva,   iniciamos esfuerzos para  la formación de una organización social ciudadana, para la que conté con el apoyo de Fundación OCAC y de un proyecto ambiental que se  ejecutaba. Comenzamos a  realizar reuniones con vecinos de Quintero y Puchuncaví con el fin de conocer los intereses  y la disposición para conformar una agrupación de estas características. Después de varias reuniones, se identificó  a un grupo de vecinos de Puchuncaví, los que participaban de un seminario de gestión vecinal y que identificaron la situación ambiental dentro de las principales amenazas que enfrentaba  su comuna. 

Esto posibilitó que el 13 de agosto del 2002, con la participación de vecinas y vecinos y el ministro de fe de la Municipalidad de Puchuncaví se  conformara  el Consejo Ecológico de Puchuncaví  en la sede del Sindicato de Pescadores de Ventanas.

Con el Consejo Ecológico se inició una etapa de denuncias de situaciones ambientales de la zona, como la de vertederos clandestinos, contaminación de  humedales, contaminación por actividades industriales y se  participó de los procesos de evaluación ambiental de proyectos. En el año 2005 el consejo  se opone y convoca a una manifestación en contra  de la construcción de un vertedero de desechos industriales (Rivox), proyecto que finalmente es desistido por el titular.

En el 2006 con el ingreso a evaluación ambiental por parte de AES Gener de la termoeléctrica Nueva Ventanas, se inicia una etapa de reuniones con autoridades y  parlamentarios a fin de evitar la autorización de dicho proyecto, junto con  recurrir ante la Corte de Apelaciones y la Corte Suprema con el ingreso de recursos de protección, además de  solicitar el pronunciamiento de  Contraloría respecto a su  emplazamiento  según el instrumento de Ordenamientos Territorial.

El 2007  AES Gener ingresa  a evaluación ambiental una segunda termoeléctrica a carbón conocida como Campiche, cuya construcción conseguimos paralizar después de un pronunciamiento por parte de Contraloría y por fallos de la Corte de Apelaciones y Corte Suprema, lo que se logró el año 2009. No obstante y después  que el gobierno de la época modificara la Ordenanza General de la República, finalmente la construcción de la termoeléctrica es concluida. Posteriormente y gracias a WikiLeaks se supo de las presiones por parte del gobierno de Estados Unidos  al gobierno de Michelle Bachelet para que la institucionalidad legal fuera violentada y  la termoeléctrica se  construyera.    

Durante el periodo 2006 al 2009 fueron aprobados para la bahía de Quintero los proyectos del terminal GNL, la termoeléctrica Campiche, la termoeléctrica Nueva Ventanas, las Termoeléctricas Quintero, la Termoeléctrica Energía Minera, entre otros, siendo las  termoeléctricas de Rio Corriente el único proyecto rechazado por COREMA.

En octubre del  2009,  con el apoyo de la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile,  CONAPACH, el Sindicato de Pescadores de Ventanas y el Consejo Ecológico de Puchuncaví, se organiza el Cónclave de organizaciones de pescadores y comunidades costeras afectadas por centrales termoeléctricas que llamamos “Una oportunidad para organizarse”, lo que permitió establecer una red nacional de organizaciones que enfrentaban proyectos de termoeléctricas a carbón.

Durante el 2010, se realiza en Iquique en Segundo Encuentro Nacional de Termoeléctricas a Carbón, el cual permite fortalecer lazos entre organizaciones  del país en su lucha en contra de proyectos termoeléctricos en el cual participé  como expositor representando a Conapach.

Etapa 2.  2010 al 2021

El año 2010, con un grupo de vecinos de Quintero y Puchuncaví conformamos el movimiento “Comunidades por el Derechos a la Vida”, si bien la situación ambiental de la bahía de Quintero ya no era un tema desconocido a nivel nacional, se requería incrementar la participación de la comunidad al respecto y así fortalecer las redes con otras organizaciones con los cuales poder establecer estrategias de apoyo que permitieran  visibilizar permanentemente esta situación.

Cabe de recordar que durante el 2010 se produce la intoxicación de los Niños de la Escuela de La Greda, su cierre y traslado, en la que tuve una participación activa en  la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados, presentando ante ella informes y sosteniendo numerosas reuniones con autoridades y parlamentarios de la zona en la búsqueda de una solución concreta y justa a la situación de la bahía.   

Durante el inicio de esta etapa  profundicé  lazos con otras  ONGs como Fundación OCEANA, y con agrupaciones del ámbito  nacional. Es el momento en que  se empieza a emplear el concepto “Zonas de Sacrificio”, se organizan  marchas masivas y reuniones con la comunidad, como también participo en programas radiales en Radio Oceana  con el fin de desarrollar  estrategias que   visibilicen  y sensibilicen  dicha  situación en la comunidad.

Entre los años 2013 y 2016 el alcalde de la comuna de Puchuncaví  me solicita hacerme cargo de la oficina de Medio Ambiente de la municipalidad, lo que decido aceptar luego de un detenido análisis, cargo desde el cual participé  en las siguientes acciones:

– Coordinar la acción jurídica de parte del municipio de Puchuncaví en contra del Ministerio de Medio Ambiente por la eliminación de la norma anual de Material Particulado,  MP10, con lo que se permitió que las empresas incrementaran hasta en tres veces los niveles de contaminación en la zona, logrando que el Tribunal Ambiental y la Corte Suprema obligara  al Ministerio de Medio Ambiente reponer la norma eliminada, un hecho inédito en el país hasta ese momento.

– Tramitación de la caducidad de la autorización ambiental vigente (RCA) entregada en el 2009 a CODELCO para construir tres termoeléctricas a carbón por parte de Energía Minera en el sector de Los Maitenes

-Tramitación de denuncia de varamientos de carbón en Caleta Ventanas antes autoridades los años 2013, 2014, 2015 y 2016, investigaciones que se mantienen abiertas,

– Tramitación de  denuncias el año 2016 ante la Super Intendencia de Medio Ambiente  en contra de AES Gener por la generación de ruidos molestos en la zona urbana de La Greda, abriéndose finalmente un proceso sancionatorio en contra de dicha empresa por parte de la SMA, el que aún se encuentra abierto.

– Coordinación de  la presentación de  recurso de invalidación del Proyecto Carretera Eléctrica Cardones – Polpaico por parte de la Municipalidad de Puchuncaví ante Tribunal Ambiental en el año 2016.

– Organizar el “Primer Conclave de Municipalidades de la Unión de Zonas de Sacrificio” en mayo del 2014 en Puchuncaví, con la  asistencia  de los alcaldes de Tocopilla, Huasco Quintero y Coronel.

– Tramitar el convenio Municipalidad de Puchuncaví y Gobierno Regional, con lo que se   inicia la ejecución de los  programas de Tenencia Responsable de Mascotas,  con más  1600 esterilizaciones  entre años 2015 y 2016

-Contraparte de la Municipalidad de Puchuncaví en los Estudios de Riesgo de contaminación comunas Puchuncaví-Quintero, Ministerio de Medio Ambiente, 2013-2014.

-Contraparte de la municipalidad  en los derrame de hidrocarburo en la Bahía de Quintero, años 2014, 2015 y 2016 y del estudio para evaluar la contaminación producto de dicho derrame realizado por el Instituto de Fomento Pesquero.

– Asesor del alcalde de Puchuncaví  respecto al  Programa de Recuperación Ambiental y Social CRAS Quintero y Puchuncaví, respecto al cual el alcalde congela su participación el  2015 a modo de protesta por la eliminación de parte del Ministerio de Medio Ambiente  de la Norma de material respirable MP10  Anual.

– Coordinación con el Gobierno Regional de  recursos financieros para la ejecución  del plan de cierre y sellado del vertedero municipal de Puchuncaví.

-Tramitación de  la Certificación Ambiental de la  Municipalidad de  Puchuncaví, SCAM, ante el  Ministerio de Medo Ambiente el año 2016

-Tramitación de los convenios de cooperación con CONAF, SERNAPESCA y la Municipalidad de Puchuncaví.

-Elaboración de la propuesta de Ordenanza Ambiental de la  comuna de Puchuncaví.

-Elaboración de observaciones de la Municipalidad de Puchuncaví, respecto a

Proyectos ingresados al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, SEIA, como son el caso de Terminal Multipropósito Oxiquim, Proyecto Cardones Polpaico, Expansión Andina 244, en el cual se declaró la oposición del Municipio a estos proyectos.

– El año 2016, fallece Alberto González quien lideraba el movimiento “Comunidades por el Derechos a la Vida”, a partir de la cual se crea Mujeres de Zonas de Sacrificio en Resistencia  Quintero y Puchuncaví y  participo  de Dunas de Ritoque, lo que hago hasta la fecha.

   -El año 2017 empiezo a trabajar como investigador asociado de Fundación Terram,  trabajo que me permite profundizar el conocimiento de algunos temas ambientales como el de instrumentos de gestión ambiental, descarbonización, derechos humanos así como ampliar la red de lazos de contactos con diferentes instituciones nacionales e internacionales y la visibilización  de la situación ambiental.

-Desde el 2018 a la fecha, he participado de numerosas presentaciones con el fin de denunciar la situación de abusos en la zona de sacrificio ante diferentes comisiones del Senado y Cámara de Diputados, CEPAL, Universidades, como también en diversos seminarios.

– Durante el año 2018 promuevo la conformación de la “Coalición Nacional de Comunidades por el Derecho a Vivir con un Aire Limpio” y la elaboración de su informe presentado en el marco de Examen Periódico Universal (EPU) de Derechos Humanos, ONU-Chile 2019, así como de otros dos informes adicionales de la sociedad civil.

– Durante febrero de 2019 integré la delegación de la Sociedad Civil que expuso la situación de vulneración de Derechos Humanos que sufren los habitantes de las “Zonas de Sacrificio” del país, en el marco del periodo de sesiones No 171 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que sesionó en Sucre, Bolivia.

– En diciembre del 2019 participé  en la  COP25 en Madrid,  expuse  en el Pabellón de Chile y en  otros foros que se realizaron en el marco de dicha conferencia acerca de  la situación que afecta a las Zonas de Sacrificio del País, en especial Quintero – Puchuncaví. 

 

 

  • dc630e89-9724-4bf3-adf0-29dd4431b718
  • cropped-136137915_106781401362100_4187191567796177058_o-5.jpg
  • CIDH 13 Feb 2019
  • OLYMPUS DIGITAL CAMERA
  • WhatsApp Image 2021-02-22 at 11.31.29 (1)
  • WhatsApp Image 2021-02-22 at 11.58.37
  • WhatsApp Image 2021-02-22 at 11.58.37 (1)
  • 136137915_106781401362100_4187191567796177058_o